Mostrando 1 a 25 de 184 (8 Páginas)

Las neveras y congeladores dependen de un número de partes eléctricas y mecánicas para poder funcionar correctamente. Estas piezas son controladas mediante una unidad central de procesamiento denominada módulo electrónico.Una placa electrónica es el sistema integrado que es utilizado para controlar las funciones del sistema eléctrico Nosotros disponemos de todo tipo de módulos de control y paneles de todas las marcas y modelos.
 
En cuanto a módulos contamos con todas las marcas disponibles en el mercado, como son la marca Samsumg, Balay, Bosch y Siemens, entre las más reconocidas. 
Si se ha estropeado la placa de control o panel de tu aparato, solo tiene que ingresar la marca y el modelo en el buscador de nuestra página que te mostrará cuál necesitas con todas sus especificaciones. Si no lo encuentras no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de buscarlo para ti. Trabajamos para que no falte de nada a los electrodomésticos de nuestros clientes. Si tienes alguna duda también puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro servicio de atención al cliente al 670 08 06 86 o 603 83 39 32 de 09:00 a 13:30 y de 16:30 a 20:30. 

La mayoría de los frigoríficos actuales cuentan con un módulo electrónico que se encarga de controlar las funciones del mismo y se podría decir que lo hace de una manera muy similar a como funcionaban los antiguos con temporizador y termostato; salvo los que tienen un compresor de mayor complejidad controlado por una tarjeta electrónica aparte y especial para él, los que tienen uno normal utilizarán solamente este tipo de módulo electrónico para su correcto funcionamiento.

Este tipo de módulo electrónico, realiza una tarea tal vez simple pero de suma importancia para el aparato sumada a una presentación visual en su interfaz de configuraciones mucho más atractiva, lógica y sencilla para el usuario. Se encarga básicamente de controlar la temperatura interior del aparato, dando la orden de poner en marcha el compresor al detectar que la temperatura no es la configurada en la pantalla y  de igual forma apagándolo cuando se llega a ella, con un desempeño hasta cierto punto tal y como lo conocemos de los frigoríficos de años pasados pero de una forma mucho más eficiente en cuestión de la utilización de los recursos energéticos disponibles. Este trabajo anteriormente le correspondía al termostato y al temporizador solamente, aunque no es la única función que tiene este módulo, ya que también se encargará de realizar un deshielo de forma regular y programada.

Esto es muy similar, como ya se mencionó, a un frigorífico con temporizador y termostato pero las diferencias reales son que para realizar la tarea, este módulo utiliza sensores, los cuales le permiten su correcto funcionamiento. La mayoría de los modelos utiliza 3 de ellos y en casi todos los casos serán reemplazables al igual que el módulo electrónico.

Los sensores que necesitan este tipo de módulos para funcionar son, uno para medir la temperatura ambiental en el área general de conserva, si este sensor detecta que la temperatura no es la elegida, la tarjeta electrónica hará pasar aire frio a la zona. Otro para la nevera, que de igual forma medirá la temperatura y con esta información se enciende o apaga el compresor y el último es el de deshielo, el cuál recaba información de tiempo efectivo de trabajo e incluso de las veces que la puerta fue abierta para mandarla a la tarjeta electrónica del módulo y éste a su vez, deshabilitará temporalmente el encendido del compresor hasta lograr el deshielo.

Las diferentes marcas o modelos pueden o no, integrar una mayor cantidad de sensores al frigorífico, los cuales darán una experiencia de mayor eficiencia al usuario pero estos tres son los básicos y conocer su existencia le hará saber a usted con mayor certeza, de ser el caso, si habrá que remplazar sólo algún sensor o el módulo electrónico completamente.