Termostatos para Frigoríficos



¿Alguna vez has mirado tu frigorífico para coger algo y cocinar y te has encontrado con todas las cosas congeladas? O quizás cuando vas a servirte leche, ¿te sale con pequeños icebergs que la acompañan? Si es así, lo más probable es que haya un problema con el termostato de tu nevera.
 
Comprueba primero las causas más posibles y frecuentes, para lo cual es mejor poner un curso de acción sobre la marcha para la resolución de problemas. Por lo tanto hay que saber si el control de la pieza se ajusta a la temperatura adecuada. Es posible que algún miembro de la familia pueda accidentalmente girar el disco, por lo que deberás asegurarte que el disco no se encuentre en el ajuste más frío. Si es así, será tan simple como bajar la temperatura. Ahora bien, si el ajuste es el correcto y tienes tus comidas congeladas, entonces tendrás que solucionar el funcionamiento del termostato.
 
 

Mostrando 1 a 25 de 102 (5 Páginas)